Lo que se oculta detrás de las carreras de perros

Muchos conocemos  cómo existen eventos que se dedican a la explotación animal, uno de estos eventos que no debe seguir siendo promocionado por las multitudes son las carreras de perros. Este es un verdadero negocio para quien lo lleve y no todo mundo lo sabe pero en las carreras de perros por lo general se crían un aproximado de cincuenta mil perros al año, esta es una cifra alarmante que debe reducirse hasta lograr ser erradicada.

Y realmente los amantes de las apuestas y el deporte deberíamos plantearnos ¿esta opción nos divierte? ¿nos gusta ver a animales sufriendo? Seguro que tenemos otros deportes en mente sobre los que nos gustaría apostar y que no implica todo lo que vamos a contar en este duro artículo. El fútbol, el rugby, tenis, baloncesto, deportes acuáticos…hay múltiples opciones y en todas ellas podemos apostar sin que implique un sufrimiento innecesario.

LA POPULARIDAD DE LAS CARRERAS DE PERROS Y LA CRUELDAD QUE TRAS ELLAS SE ESCONDE

Como ya dijimos las carreras de perro son ¡un negocio redondo! Siendo responsables los organizadores por la cría de miles de cachorros de perro al año, que son influenciados sobre su comportamiento hasta el momento en que se hace una selección; donde solo un cuarto por ciento de ellos es elegido para la realización de las carreras.

Imaginemos que nos encontramos todos en un orfanato, y que allí nos entrenan para que seamos los mejores en cualquier deporte, pero no solo eso, además abusan físicamente de nosotros cuando fallamos y menosprecian nuestros esfuerzos cuando alguien más lo hace mejor.

Esto es lo que viven estos pequeños cachorros desde el momento en que abren los ojos, son criados y mantenidos en función de que a futuro sean los mejores corredores y de ser el caso que no se desarrollen de la manera correcta, quiere decir que a los entrenadores no les parezca sirven para las carreras, simplemente los desechan, los utilizan para reproducir más o los comercializan con laboratorios que realizan experimentos con animales.

Los perros no son los únicos animales que se ven afectados por la crueldad del ser humano en el negocio de las carreras; varios animales pequeños son utilizados como carnada en el entrenamiento de estos perros, conejos y gatos conocidos como los más comunes. Los entrenadores someten a los caninos a momentos de hambruna y desesperación lo que les hace desarrollar un instinto bastante agresivo, que al momento de entrenar sacan a relucir mientras persiguen a estas pequeñas víctimas que terminan siendo destrozadas por la desesperación.

Las instalaciones en donde residen la mayoría de estos perros que son obligados a competir, no se asemejan en nada a los lugares en los que se hospedan sus crueles patrocinadores y entrenadores; estos perros viven en jaulas de tamaño reducido poco higiénicas y además que sus cuidadores tienen frente a ellos un carácter muy fuerte que termina creando traumas hacia los humanos. Por lo que muchos de estos perros al ser rescatados se muestran renuentes a las demostraciones de afecto humanas.

El negocio de las carreras de perros es una actividad ilegal que le da vida a un mundo de apuestas, apuestas que llegan a ser tan grandes como la crueldad que caracteriza la realización de estos eventos.

También solicitamos una participación activa frente a las denuncias que se pueden hacer para evitar que este tipo de eventos siga siendo organizado en cualquier ciudad del mundo, una simple carta puede hacer la diferencia en la vida de cualquiera de estos animales que a fin de cuentas no tienen culpa alguna de verse involucrados en semejante práctica que es una muestra de lo cruel que puede llegar a ser el hombre.

Author: editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *