Las terapias asistidas por animales en la recuperación de una adicción funcionan

Sabemos que recuperarse de una adicción no es muy fácil, mucho menos si llevas esta lucha solo o sola, el apoyo de nuestros amigos y familiares es muy importante y marca mucho la diferencia, pero ¿Qué sucede cuando ellos no pueden estar a nuestro lado? En este artículo te mostraremos las razones por las cuales tener una mascota es un elemento muy crucial durante el proceso de rehabilitación, además que las mascotas siempre saben darnos una clase de amor y comprensión que los humanos no.

Nada es tan sincero como el beso de una mascota, además tan solo acariciarlos ya nos baja el nivel de ansiedad, su fidelidad nos aporta confianza en nosotros mismos, su compañía nos hacen sentir que no estamos solos y que alguien depende de nosotros y no nosotros de ninguna sustancia y sus paseos nos motivan para salir a despejarnos.

Es muy bien sabido por muchas personas que, a lo largo de muchos años se ha considerado como una realidad el hecho de que los perros siempre han servido de gran apoyo a los humanos en cualquier situación que se presente en sus vidas, y en esta oportunidad resaltaremos lo beneficioso que puede llegar a ser contar con el apoyo de una mascota durante el proceso de rehabilitación.

Las relaciones entre los humanos y sus mascotas son vínculos que no se rompen fácilmente y que además se fortalecen a medida que pasan los años; los animales tienen una habilidad increíble de lograr reducir el estrés en las personas, es por esto que apoyarnos en nuestras mascotas al momento de atravesar situaciones de estrés como lo es la rehabilitación es una muy buena idea, y además muy eficaz.

Los perros por ejemplo son bastante comprensivos y aceptan a sus compañeros tal y como son, de la misma manera en que los humanos hacen con ellos, este tipo de cosas les permite encontrar las maneras de contentarnos cuando nos perciben nerviosos o deprimidos.

Una encuesta realizada en la Nación Británica sacó a relucir datos con respecto a esto y es que, al menos un 50% de los dueños de perros de Reino Unido se sienten mucho más relajados cada vez que tienen la oportunidad de interactuar con sus mascotas. Esto no deja ver que en efecto las mascotas logran calmar a sus dueños, cosa que resulta bastante beneficiosa en estos casos en los que la falta de narcóticos o sustancias alcohólicas posan pensamientos negativos en las mentes de los pacientes.

Al comienzo del tratamiento se debe cuidar mucho que el paciente no tenga una recaída, y mantenerlos felices es la clave para garantizar que no sientan la necesidad de apoyarse en las sustancias. Estar cerca de su perro puede hacer la diferencia en estos casos, ya que el vínculo que se comparte es único además involucra muchas emociones positivas.

A los pacientes que tienen problemas para interactuar con otras personas les resulta más compartir sus momentos con una mascota que hablar en un grupo de ayuda, así que siempre y en cualquier caso termina resultando ideal optar por este tipo de terapia.

De acuerdo con los terapeutas; los recién declarados adictos necesitan en su vida personas que les brinden honestidad, en razón a que si se les ocultan cosas o si ellos sienten que no les están contado todo, terminarán creando complots inexistentes, lo que los hace más propensos a una recaída.

Author: editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *