¿Cómo ser buen dueño sin que afecte nuestras ocupaciones diarias?

Tener una mascota es sinónimo de responsabilidad, cuando decidimos compartir nuestras vidas con uno de estos pequeños compañeros peludos adquirimos un compromiso frente a ellos y con nosotros mismos, por lo que debemos siempre velar por que nuestro comportamiento sea el más adecuado. Ser un buen dueño vas más allá de simplemente alimentar a tu mascota, por lo tanto debes saber muy bien cómo distribuir tu tiempo para que puedas satisfacer sus necesidades y las tuyas sin que ninguno se vea perjudicado.

CONSEJOS EN EL CUIDADO DE PERROS PARA PERSONAS OCUPADAS

En la actualidad para muchos es muy difícil administrar su tiempo, la forma en que se ha desarrollado el mundo nos obliga a mantenernos ocupados constantemente. Añadir a esas ocupaciones el satisfacer necesidades de un tercero representa una fuerte carga mucho más si ese tercero depende completamente de nosotros; como es el caso de las mascotas.

El no brindarle el tiempo adecuado a tu perro creará en el enfermedades patológicas en las cuales se verá afectado con depresión, hiperactividad, ansiedad, frustración, insomnio, falta de apetito entre otras tantas enfermedades que podrían llevarlo a la muerte es por esto que debes estar muy pendiente en que estas cumpliendo tu trabajo como dueño.

Jugar con el perro es muy importante; esta interacción con el animal estimula sus sentidos y los mantiene con un buen estado de ánimo, lo que los aleja de tener pensamientos que los inclinen a la depresión o a la frustración. Si realmente estás muy ocupado durante el día como para jugar con tu  perro, puedes establecer una rutina que involucra juegos, obediencia y atención, no tiene que ser todos los días puedes elegir un día en la semana en el que estés libre y dedicarle al menos treinta minutos a este tipo de actividades.

Esto de igual manera creará un hábito en tu mascota, y lo mantendrá contento; no debes olvidar bajo ninguna circunstancia la realización de estos juegos, ya que al crear el hábito condicionan las expectativas de tu amigo peludo.

Sacar a pasear a tu perro es una práctica que también puedes realizar al llegar del trabajo; este paseo puede ser de entre treinta a quince minutos diarios, lo importante es que te disfrutes tanto el paseo como él lo hace y puedan respirar un poco de aire fresco, lo que hará que drene toda esa energía o ansiedad acumulada que genero durante todo el día mientras estuvo solo en casa.

Al igual que la sesiones de juego estos paseos son muy importantes por lo que debes poner un máximo de esfuerzo así estés muy cansado para que no falles con tu obligación frente a él.

Muchas veces lo que nos mantiene ocupados son actividades que no involucran el trabajo, que por lo general tiene una influencia recreativa en nuestras vidas; como por ejemplo clases de yoga o prácticas de algún deporte. Puedes reemplazar actividades como esta por otras dentro de las cuales puedas integrar la participación de tu mascota cumpliendo así con tus objetivos y responsabilidades. Este tipo de cosas fomentan la confianza entre tu mascota y tú ya que se encuentran compartiendo una actividad afín a ambos.   

¡Recuerda! Los perros son unos amigos incondicionales y debes darles el amor que se merecen.

Author: editor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *